martes, 27 de octubre de 2015

Cine de montaña: Everest

Cine de montaña: Everest

Hace unas semanas que se encuentra de estreno en España la película Everest, basada en hechos reales. La película narra la tragedia vivida en el Everest el 10 de mayo de 1996 en la que perdieron la vida 8 personas.

Año 2015
121 minutos

SINOPSIS:
 
Inspirada en los hechos que tuvieron lugar durante un intento por alcanzar el pico más alto del mundo, narra las peripecias de dos expediciones que se enfrentan a la peor tormenta de nieve conocida. En un desesperado esfuerzo por sobrevivir, el temple de los alpinistas se ve puesto a prueba al tener que enfrentarse a la furia desatada de los elementos y a obstáculos casi insuperables.

 
MI OPINIÓN:

Como digo, la película narra la tragedia vivida en el Everest el 10 de mayo de 1996 en la que perdieron la vida 8 personas. Dicha tragedia ya fue recogida en los libros Mal de Altura y Everest 1996, libros que ya comenté en la entrada Literatura de Montaña: Mal de Altura y Everest 1996.

Había oído críticas bastante favorables acerca de esta película y también de sus paisajes, por lo que mis expectativas eran altas en cuanto a encontrarme una buena película que me llenara y me hiciera disfrutar. Sin embargo, tengo que decir que salí del cine algo defraudado; aunque quizás parte de la culpa fue por ir a verla con esas expectativas tan altas.

El hecho de estar basada en hechos reales es un buen aliciente, aunque si te conoces bien la historia ya sabes perfectamente lo que va a ocurrir con cada uno de los personajes y, por tanto, la película carece de intriga.

Lo primero que me preguntaba al ver que se había rodado esta película, es que en cual de los dos libros estaría basada, ya que ambos libros presentan puntos de vista distintos e incluso enfrentados, puesto que uno se escribió en contestación al otro para rebatirle algunas cuestiones. Afortunadamente, en mi opinión, la película se basa más en los hechos más objetivos, en los que ambos libros más o menos coinciden, sin entrar en más polémicas.

Al ver la película, he tenido la sensación de que todo transcurre muy rápido y no da tiempo al espectador a empaparse de la situación. De hecho, no tiene que pasar mucha película para que te encuentres ya en la cima del Everest, sin haber intentado transmitir al espectador la gran cantidad de días de subidas y bajadas, aclimatación, convivencia, etc, e incluso de etapas por los diversos campamentos (son nada menos que 5 campamentos intermedios), así que en la película de repente te encuentras en el campamento del collado sur ya para atacar la cima y cualquier profano puede pensar que te plantas en ese campamento en un periquete sin tener conocimiento de todo lo que hay detrás. Creo que el cine tiene sus recursos para poder haber transmitido eso mucho mejor sin tener que alargar en exceso la película.

También es verdad que los hechos reflejados en los libros son muchos y podrían dar lugar a una película excesivamente extensa si no se resumen mucho, pero vuelvo a insistir que en la película no te empapas de las situaciones y, por tanto, por lo menos a mí no consiguió "meterme" en la trama ni emocionarme. Salvo escasas excepciones, la película pasa demasiado rápido por cada momento, para mi gusto.

Con los personajes también pasa un poco parecido ya que, por decirlo de alguna forma, no consigues "conocerles" bien y empatizar o no con ellos. A esto también puede contribuir que en muchas de las escenas por el exterior van completamente cubiertos, lógicamente conforme a la situación , y si no te has fijado en sus ropas solo consigues reconocerles si alguien le llama por su nombre y te acuerdas de quién se trata, o si en un momento dado se quitan la máscara de oxígeno y/o las gafas de nieve, lo cual afortunadamente ocurre con cierta frecuencia. Por cierto, que algunos personajes que salen de vez en cuando, el espectador que no esté suficientemente atento o no sepa cómo va la historia, no sabrá ubicarles dónde están: si en el campamento base, en el campamento 1, en el campamento 4...

En cuanto a los paisajes... sí, son bonitos, pero tampoco nada del otro mundo... quizás porque me esperaba mucho más. Pero sinceramente creo que hay muchas otras películas de montaña que pienso que le dan mil vueltas a ésta en ese sentido.

En cuanto a los hechos en sí, creo que la película es bastante fiel a lo ocurrido en 1996 y escrito en los libros, aunque naturalmente no puede abarcar tantos detalles como los libros, ni muchísimo menos; pero eso es algo habitual en las películas basadas en libros y es lógico. También las técnicas y materiales de montaña empleados se ajustan totalmente a la práctica real, lo cual es muy de agradecer. Creo que la película es tremendamente fiel en todos estos sentidos y no ha caído ni mínimamente en los habituales excesos de las superproducciones norteamericanas.

Como resumen, la historia refleja hechos reales y está muy bien, pero la película, aunque en muchos aspectos está muy bien hecha, no ha conseguido emocionarme. A pesar de ello, sí que recomiendo a la gente que la vea... pero mejor si no va con unas expectativas altas como fue mi caso. Además, es posible que mucha gente la vea con uno ojos muy distintos a los míos y no piense igual después de verla; de hecho por ahí circulan un montón de críticas positivas. Ya se sabe que los gustos son como los culos, que cada uno tiene el suyo, jeje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario