miércoles, 5 de noviembre de 2014

Galayos. El Torreón. Vía "Sur Clásica" (140 m, 4 largos, V/V+)

Galayos. El Torreón. Vía "Sur Clásica" (140 m, 4 largos, V/V+)
Año 2011. Participantes José y yo.

Después de nuestra anterior visita al Torreón (Galayos. El Torreón. Combinado vía Lucas-Sur (120 m, 4 largos, V/V+)), teníamos ganas de volver. En concreto teníamos ganas de hacer esta clásica desde el principio y no hacer la mezcla que hicimos la otra vez (aunque tampoco estuvo nada mal). Además José tenía ganas de grabarlo en vídeo con el invento que se había hecho en el casco para acoplarle una cámara de fotos que pondría en modo vídeo (en ese momento no existían las GoPro ni similares). Y también habíamos fichado este puente para, como decía José, "hincharnos a escalar" y hacer otras vías en Galayos. En concreto nuestros planes eran:
  • Para el viernes subir al refugio Victory, soltar los mochilones y luego escalar el Torreón haciendo la "Sur Clásica", como he comentado.
  • Para el sábado, hacer la "Oeste" de la Aguja Negra, la que tiene fama de ser la vía más larga en Galayos y desde luego una gran clásica.
  • Para el domingo, teníamos pendiente de la otra vez de hacer la vía del "Gran Diedro" al Gran Galayo, que podríamos combinar con otra escalada previa en el Pequeño Galayo como es la "Oeste". 
En esta entrada incluyo la parte del primer día, es decir la subida al refugio Victory y la escalada al Torreón. La escalada del segundo día la recojo en la entrada "Galayos. Aguja Negra. Vía "Oeste" (300 m, 7 largos, V)" (próximamente) y la del tercer día en "Galayos. Pequeño Galayo. Vía "Oeste" (140 m, 5 largos, V+)" (próximamente).

El Torreón es una aguja de lo más espectacular y desde luego su cima es la más asombrosa de todas las cimas que he tenido la suerte de visitar. Recomiendo ver el vídeo de llegada a la cima. Asimismo, al final de la entrada añado un enlace a un pequeño vídeo resumen de esta escalada.

El Torreón con dos escaladores en la cumbre, visto desde la arista entre el Pequeño y Gran Galayo


Si quieres saber más sobre Galayos, su historia, sus personajes y sus vías, puedes consultar este interesantísimo artículo de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada.

Empezamos (pincha sobre las fotos para verlas a mayor tamaño):


Subida al refugio Victory

Datos: 
Actividad: Montañismo;      Zona: Sierra de Gredos
Cimas: Ninguna.
Dificultad/Características: Recorrido fácil sin más dificultad que el desnivel a superar. Empieza por un amplio sendero que más arriba se estrecha y se hace más abrupto al meterse de lleno en terreno rocoso. Se sigue más o menos bien, aunque en la parte final hay que ir un poco más atento y el refugio no lo ves hasta que lo tienes ya encima. El refugio tiene unas espectaculares vistas de las agujas de los Galayos.
Longitud total: 5,3 km;     Desnivel acumulado positivo:  910 m;     Desnivel acumulado negativo: 30 m

Tiempos:
Con las mochilas cargadas la subida hasta el refugio nos suele llevar algo menos de 2 horas a buen ritmo, pero lo normal es incluso superar las 2 horas si se prefiere subir a un ritmo más normal y tranquilo (estamos hablando siempre de mochilas algo pesadas con material de vivac y de escalada).

Track: 
Obtenido de internet, adaptado y filtrado (pincha aquí para acceder al track en wikiloc).




Fecha:  9 de septiembre de 2011

Al igual que la otra vez, vivaqueamos la noche del viernes en Nogal del Barranco, adonde hemos llegado en coche y al día siguiente nos levantamos para subir al refugio Victory.

Terminando de recoger nuestro vivac para iniciar la subida

No voy a entrar en detalles, ya que esta subida ya está comentada en la entrada de nuestra anterior visita a Galayos (Galayos. El Torreón. Combinado vía Lucas-Sur (120 m, 4 largos, V/V+)). Simplemente subimos con la casi obligatoria parada en la fuente Macario para beber agua y llenar un poco las cantimploras para la subida.

Vista del Torreón durante la subida, aunque queda tapado por la Aguja Maria Luisa salvo su parte superior

Cuando llegamos al refugio comprobamos que está libre el magnífico vivac que hay al pie del Pequeño Galayo. No me hace del todo gracia este vivac ya que al estar justo a pie de pared corres el riesgo de que te caiga alguna piedra, pero la verdad es que tiene una pinta de lujo y si esta ahí y suele estar pillado es porque tampoco creo que haya un gran peligro. Por lo tanto vamos al citado vivac, que está a apenas dos o tres minutos del refugio, y dejamos nuestras cosas.

Vista del refugio desde el vivac

Una vez instalados en el vivac y protegidas las mochilas por si llueve nos equipamos con el material de escalada y partimos hacia el Torreón, que desde este vivac queda más cerca aún.


Escalada vía "Sur Clásica" al Torreón

Datos
Longitud de la vía: 140 m.  Nº largos: 4.     Dificultad máxima: V/V+
Dificultad global de la vía:  D+ (Difícil Superior)
Características: Vía muy aérea y vertical en granito, de las que dejan huella. Como es norma general en Galayos, no hay absolutamente nada de equipamiento, ni en reuniones ni en recorrido, salvo algún que otro viejo clavo y las instalaciones de rápel.
Material: Juego de fisureros y juego de friends.
Equipamiento: Como es norma general en Galayos, no hay absolutamente nada de equipamiento, ni en reuniones ni en recorrido, salvo algún que otro viejo clavo y las instalaciones de rápel.
Pasos clave: En el tercer largo, un paso que quizás simplemente hay que buscar la postura buena, quizás de V, aunque en algunas reseñas lo ponen de V+.
Posibilidades de escape: Al no haber nada de equipamiento ni árboles ni nada por el estilo, lógicamente las posibilidades de escape en Galayos son complicadas y generalmente pasan por pasarse a otra vía o ruta más fácil si es que la hubiera (no es el caso) o ir abandonando material.
Tiempo de escalada: Dado que hay que montar reuniones y equipar todo, el tiempo por largo es un poco superior a otros sitios. En hacer la vía hasta la cima se te pueden ir fácilmente unas 3 horas a pesar de su corta longitud.
Tiempos de aproximación desde el coche y regreso: Ya hemos visto antes que la subida al refugio Victory se lleva unas 2 horas. Del refugio al inicio de vía se pueden tardan menos de 30 minutos. De la cima del Torreón al refugio, se puede ir una hora o poco más. El descenso del refugio a Nogal del Barranco (donde dejamos el coche) también se acercará a las dos horas.
Cimas: Torreón (2140 m).

Croquis: 


 

Aproximación al pie de vía

La aproximación al Torreón desde el refugio Victory es realmente corta. Te diriges hacia el pequeño Galayo y cuando estás llegando a él cruzas la canal que separa el Pequeño Galayo del Torreón (creo que se llama Canal Trocha Palomo), llegando a unas gradas desde donde se empieza a trepar. Desde nuestro vivac es más corto todavía, pues te encuentras al lado de las citadas gradas.
   
Una vez en las gradas te subes a ellas y te diriges en travesía hacia la derecha en busca de la estrecha canal-chimenea que hay entre la aguja Punta Margarita y el Torreón. Trepas esa estrecha canal hasta arriba, lo que conlleva algún paso de III+, y sales por la derecha a la amplia terraza conocida como Plataforma de las Flores, al pie de la cara norte del Torreón.

Vistas iniciando las trepadas hacia la Plataforma de las flores

Una vez llegados allí, en el collado entre el Torreón y la Punta Margarita hay una instalación del rápel para bajar al pie de la cara sur y poder hacer las vías de esta cara. Esta vez sí que la localizamos, está en el sitio más lógico, en lo alto.

Descendemos el rápel y pronto nos encontramos los dos abajo. El rápel tendrá del orden de 40 metros de longitud. Durante este rápel se me ha caído un friend sin saber muy bien cómo se ha soltado ni cuándo, pero en ese momento no nos damos cuenta ninguno de los dos.

José rapelando, visto desde arriba
Y yo rapelando, visto desde abajo

Una vez abajo recuperamos las cuerdas. A la derecha tenemos unas gradas que ya habíamos identificado la otra vez que es donde empieza la vía. Nos metemos en las gradas y allí nos instalamos. 

 

Desarrollo de la escalada

Desde las gradas tenemos una curiosa estampa del Torreón que transmite la sensación de estar al pie de un gigante, al ser todo tan sumamente vertical.
 
El Torreón visto desde el pie de la cara sur. Al ser tan vertical te sientes como un enano a los pies de un gigante.

El punto de inicio es un muro bastante vertical, que hace diedro y que se encuentra más al oeste. Subiendo las gradas hasta donde se terminan se llega a él. No obstante nosotros nos hemos instalado unos metros más abajo.


Largo 1 (V/V+): Apretando desde el muro inicial

Comienza José. Va subiendo lentamente pero poco a poco va ganando metros. Hay que ir observando un poco la dirección a seguir.

Llegado un punto, José me pregunta cuánta cuerda queda. La verdad es que poca. José ya lo sospechaba y su afán es alcanzar una plataforma que adivina unos cuantos metros por encima suya y que tiene toda la pinta de ser el sitio "oficial" de la reunión, aunque aquí en Galayos al no haber equipamiento ni en reuniones tampoco estás del todo "obligado" a sitios concretos.

El problema es evidente: que no hemos empezado la vía arriba del todo de las gradas y ahora nos falta longitud de cuerda. Pero la solución es fácil: me traslado trepando hasta el pie del muro donde realmente empieza el largo. Así hago y de esta forma José ya puede llegar a la plataforma sin problemas y montar allí la reunión.

Me toca subir. Me sorprende que la vía aprieta ya desde el inicio, muy vertical y con pasos de por lo menos V, según las apreciaciones que recuerdo. De hecho me resultó más peleón que el famoso paso del tercer largo, pues aquél ya me lo conocía y esto es más mantenido y además te pilla en frío. Hay algún clavo para el aseguramiento, además de lo típico en Galayos que es cacharrear las fisuras.

Superado el muro inicial la dificultad de la escalada afloja un pelín... o a lo mejor es que uno ya va entrando en ambiente. El caso es que se van resolviendo poco a poco los pasos y avanzando hacia arriba, hasta llegar a la plataforma donde montar reunión

Largo 2 (IV+/V): Largo de trazado algo desconcertante

Me toca de primero. Se supone que estamos en la terracita donde aterrizamos la otra vez que empezamos por la "Lucas", y aunque desde entonces solo han pasado un par de meses, no acabo de reconocerla. La otra vez tiramos directos hacia el gigantesco diedro que marca la cara sur del Torreón, alejándonos del trazado original de la vía. Al igual que la vez anterior, no tenemos casi información de por donde va la vía y podríamos suponer que hay que hacer lo mismo de la otra vez.

No obstante, como ni siquiera estoy seguro de estar en la misma terracita que la otra vez, observo bien los alrededores... mmm, parece más lógico encaminarse hacia un diedro que se ve más arriba, a la izquierda... aunque aparenta que te desvías de encaminarte hacia el marcado diedrazo general que gobierna la cara sur... Decido tirar para allá e ir resolviendo el trazado del largo según lo vaya viendo... total las reuniones hay que montarlas sea en un sitio o en otro.

El inicio del largo no es difícil y se va haciendo bien, hasta que llego al citado diedro. Allí la dificultad sube un poco, pero también se resuelve bien.
 
Iniciando el segundo largo
Ya en el diedro del segundo largo
 

Un poco más arriba llego a una acogedora terraza, resultando una sorpresa bastante agradable, ya que no sabía qué me iba a deparar el terreno. La verdad es que no ha sido un largo excesivamente largo que digamos, comparado con el anterior, pero el sitio es ideal para montar una reunión, así que no me planteo seguir y empiezo a montar la reunión. Cuando la he terminado de montar me percato de que hay un clavo a la izquierda... joer, voy a tener que visitar al oculista, pero ahora que tengo la reunión ya montada no la voy a cambiar. Lo bueno del clavo es el puntito de tranquilidad de que es señal de que estoy en el trazado de alguna vía de escalada, y además mirando hacia arriba se ve que el recorrido lógico se encamina hacia el diedrazo de esta cara del Torreón y por tanto me confirma que estoy en la vía correcta y en la reunión correcta. Genial.

Aviso a José para que suba y no tarda mucho en asomar por la terracita de la reunión

José llegando a la segunda reunión


Largo 3 (V/V+): Placa, y el diedrazo de la cara sur

El inicio del largo 3 es una placa que parte desde la misma reunión, aunque por la izquierda corre una amplia fisura que facilita tanto la progresión como la colocación de seguros.

José se mete en el largo. La placa va a dar al "diedrazo", terreno que ya conocemos de la vez anterior. Remonta el largo diedro y sus "pasitos". Por último llega a la brecha, y como también nos lo sabemos de la vez anterior (en la que ya metimos la pata), no hay que montar reunión en la propia breca sino que hay que continuar poco más de unos tres metros encaramándose por el lado este ya que justo arriba hay un par de argollas donde montar reunión... vamos, un lujazo aquí en Galayos.
 
José iniciando el tercer largo

Cuando José me avisa comiendo a remontar el largo. El tramo de placa se va dejando hacer, especialmente con la ayuda de la grieta de la izquierda. Un poco más arriba el terreno tumba un poquito, como queriéndote dar un respiro antes de meterte el el diedrazo, donde el terreno se vuelve totalmente vertical.

Una vez alcanzado el diedro toca remangarse y pegarse el apretoncillo hasta la brecha... pero hay que ver lo que influye meterse en un largo que ya conoces, ya que me resulta mucho más fácil de lo que me esperaba.

Una vez alcanzada la brecha, desde la que se ve a tus pies el refugio Victory, queda subirse por el lado derecho para alcanzar la reunión. Para ello hay que sacar todo el cuerpo al vacío por la cara norte, lo que da un ambientazo increíble. Me entretengo ahí ya que me avisa José para hacerme algunas fotos en esa situación.

Asomando por la brecha. El refugio Victory a nuestros pies
Haciendo un poco el chorra antes de llegar a la reunión

Tras esos momentos de pose fotográfica remato los escasos metros que restan para la reunión.


Largo 4 (III): Corto largo de transición a la cima

El último largo es realmente los metrillos de cresteo a la cima. No tiene dificultad, pero sí que tienen un patiazo por todos los lados y un ambientazo increíble. Me toca a mí el honor de rematar la faena con este aéreo recorrido, en el que la presencia de vientecillo acrecienta todavía más las sensaciones.

Se trata de superar unos metrillos en rampa hasta llegar a un cortado. Hay que pasar al otro lado de cortado, lo que puede dar un pelín de respeto pues aquí todo es estrecho y totalmente vertical. Una vez "saltado" este cortado tocan unos metrillos tremendamente vertiginosos, en los que hay que recorrer muy pocos metros, pero en una anchura mínima y con caídas laterales totalmente verticales y vertiginosas, de casi  doscientos de metros, que quitan el hipo.

Llego a la cima y me mantengo de pie para que José me haga una foto, pues el estar de pie en la cima del Torreón es todo un reto. En mi caso aún más porque ni siquiera me he atado con el cabo de anclaje, ya que no me llega para estar de pie, y el único seguro que tengo es la reunión anterior desde donde me está asegurando José.

De pie en la cima, sin poner el cabo de anclaje y con el único seguro de la reunión desde donde me fotografía José

A continuación llega José y nos juntamos en este espacio tan reducido. Como ya comenté en el otro post, en la cima estás sentado a horcajadas en ese menos de medio metro de anchura, con una pierna colgando por la pared norte y otra por la pared sur, en ambos casos con unos 200 metros de caída en vertical, si bien en el lado norte la Terraza de las Flores, ubicada 60 metros más abajo, interrumpe algo esta verticalidad. El ambiente es... (sin palabras).

Realmente nunca he visto una cima como ésta, y estoy prácticamente seguro que cualquiera que la haya visitado pensará lo mismo. Decir "espectacular" es quedarse corto.

Como la otra vez ya hicimos unas cuantas fotos y encima esta vez está José más pendiente del vídeo, apenas nos hacemos alguna foto en la que encima no salimos muy favorecidos, así que me he tomado la libertad de poner fotos de la otra vez en lugar de las que corresponde.


Fotos cimeras (de la otra vez)



Como he indicado antes, recomiendo ver el vídeo de llegada a la cima.

Descenso

Tras el ratillo de disfrute de las istas de vértigo, llega el momento del descenso: se trata de un rápel de casi 60 metros no solo totalmente vertical, sino que en algunos puntos incluso pierdes los pies de la pared a modo de rápel volado. 

Dado lo vertical de este rápel, hay que tener mucha precaución porque al bajar con todo el peso del cuerpo la cuerda tiende a embalarse muy fácilmente, cosa que se nota, y una pequeña pérdida de control traería fatales consecuencias.

Si lanzar los 60+60 metros de cuerda del rápel al vacío, sin miedo a que se enganche en las rocas y viendo cómo caen las cuerdas libremente es una auténtica gozada, el descender el rápel no lo es menos. Es un pasote de rápel que parece que nunca se termina.

Lo desciendo con el reverso y sin sistema autoblocante, ya prometiéndome a mí mismo comprarme lo antes posible un sistema autoblocante para evitar hacer de nuevo esta burrada por vaguería de no entretenerme en hacer un nudo Machard, cosa que cumplí.

Una vez hemos rapelado nos quitamos los pies de gato y nos calzamos nuestras botas. En algún momento de la escalada, aunque no recuerdo bien en cual, nos hemos percatado de que nos falta un friend. Hemos repasado mentalmente nuestros movimientos y hemos deducido que ha debido caérsenos al hacer el rápel inicial para ir a pie de via, así que nos acercamos al punto en cuestión y exploramos la zona, pero sin resultado. Hemos oído a otra cordada que venía por detrás nuestra en el Torreón, así que la única esperanza que queda es que tengamos la suerte que ellos lo hayan encontrado y nos lo den. Decidimos continuar nuestra bajada y ya preguntarles abajo. 

Emprendemos, por tanto, el camino inverso de regreso al refugio. Este regreso supone destrepar los pasos de III+ que habíamos trepado a la ida. Luego desandamos el tramo de las gradas y enseguida nos plantamos en nuestro vivac.

En nuestro vivac dejamos las cosas y nos acercamos al refugio a beber, reponer agua y estar un ratillo allí.

Desde el refugio vemos que la cordada que venía tras nuestra todavía están en la cima del Torreón, iniciando el rápel de descenso. Nos toca esperar un buen rato, con la impaciencia de saber si podremos recuperar el friend. Finalmente han bajado y están llegando al refugio cuando les preguntamos... la cara lo dice todo, ya que uno de ellos que estaba tan contento de haberse encontrado el friend, ahora ve como ha aparecido su dueño y lo tiene que devolver... menos mal que todavía sigue habiendo gente honrada y que ésta afortunadamente abunda en el mundo de la montaña. Nos cuenta que estaba caído nada más empezar el rápel de descenso al pie de vía, como sospechábamos, y que se ha llevado un alegrón... que le ha durado hasta ahora.


Podéis ver un vídeo resumen de nuestra escalada (pincha para ver), hecho montando algunos de los trozos de vídeo que hemos grabado en la aproximación, escalada y descenso. En él podéis fijaros en la curiosa sombra alargada del Torreón en el minuto 0:25, la gozada que es lanzar las cuerdas del rápel en el minuto 7:40, y cómo el rápel se vuelve volado en algunos tramos, perdiéndose los pies de la pared en el minuto 9:25


Vivac

Ya en nuestro vivac descansamos y charlamos hasta que llega la hora de la cena. Cocinamos y cenamos y nos preparamos para dormir, cosa que hacemos relativamente pronto.

Preparando la cena en nuestro vivac

Una vez metidos en el saco hay una luna llena espectacular, que alumbra todo casi como si fuera de día (es un decir, lógicamente). Con esa luz tan potente cuesta dormir. Bromeamos José y yo sobre que nos teníamos que haber subido un antifaz para poder dormir.

Durante la noche sopla bastante aire, lo que incomoda un poco el sueño. En una de esas veces que me despierto la luna ha avanzado y descubro que el Torreón tiene una iluminación espectacular gracias a la luna. Es una pena que con las cámaras compactas que tenemos sea imposible fotografiarlo. Despierto a José ya que pienso que el espectáculo vale la pena, pero José solo abre un ojo para mirar y se vuelve a dormir... no sé si ha procesado lo que le he dicho y lo que ha visto...

Nuestra aventura sigue al día siguiente en la entrada "Galayos. Aguja Negra. Vía "Oeste" (300 m, 7 largos, V)" (próximamente).
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario