miércoles, 27 de enero de 2016

Peñalara. Canal Sureste clásica y cresta de Claveles

Peñalara. Canal Sureste clásica y cresta de Claveles
Año 2016. Participantes: Adrián L, Alejandro, Jesús P, Juan Carlos, Júcar, Mónica y yo.
 
Me toca guiar esta excursión organizada por el Club Nemus. Inicialmente planteada como la subida a la Maliciosa por el Tubo de Todos, es necesario cambiarla por falta de nieve, planteándose la Canal Sureste del Peñalara, donde hemos podido ver por fotos que todavía hay nieve y se puede plantear una actividad similar. Se me ocurrió completar la actividad de la canal, además de por algún "escarceo" más por las canales, con la cresta de Claveles y retorno a Cotos por las lagunas.

La Canal Sureste es quizás algo más técnica que la del Tubo de Todos, ya que es posible encontrarse algún que otro resalte. Además, ya se sabe que las invernales pueden variar mucho en función de las condiciones de nieve y hielo, lo que pueden convertirlas en un paseo o en delicadas. La Canal Sureste la había hecho ya antes en un par de ocasiones, aunque por una de las variantes, y en una de estas veces me encontré un resalte de hielo bastante respetable que otras veces no he visto.

Realmente hay varias variantes, que muestro luego en el croquis, pero hay una de ellas que es la auténtica Sureste Clásica y que es la que hicimos de primeras, aunque luego bajamos por el ramalcillo de una de las variantes y subimos por el de otra con idea de hacer algo más y pillar algún pequeño resalte más.

Además, para completar la jornada con buen sabor de boca pensé en que podíamos visitar el pico Claveles por su cresta, aunque todos estos "adicionales" iban a depender tanto de cómo estuviera la cresta como de la desenvoltura que viera en los integrantes de la actividad. De hecho en el anuncio de la actividad no estaba puesto lo de Claveles y no quise cambiarlo por si acaso.

Datos Canal "Sureste Clásica": 
Actividad: alpinismo;      Zona: Peñalara. Sierra de Guadarrama
Dificultad: PD+ (Poco difícil superior) y 55º de pendiente máxima.
Características: Dos tramos: uno de 110 m y 50º de pendiente máxima, una mesetilla intermedia y un segundo tramo de 150 m y 55º de pendiente máxima. Un resalte al completar aproximadamente la cuarta parte del segundo tramo, que encontramos con la roca aflorando. El corredor acaba justamente en la cima del Peñalara.
Material: En principio no es necesario, pero las condiciones pueden hacer algún punto complicado e incluso conveniente asegurarlo.
Cimas: Peñalara (2428 m)


Croquis:


Datos totales de la jornada: 
Altitud máxima: 2432 m;     Altitud mínima:  1820 m
Longitud total: 13,2 km;     Desnivel positivo:  850 m;     Desnivel negativo: 850 m
 
Tiempos aproximados: (Son tiempos a un ritmo relativamente tranquilo de grupo)
Puerto de Cotos-inicio de la Canal "Sureste Clásica": 1h30 min
Parada de picoteo y preparación: 30 min
Canal "Sureste Clásica" hasta cima del Peñalara: 1h (con esperas; realmente se hace en bastante menos)
"Escarceos" por otras variantes: 30 min 
Cima de Peñalara-Cima Claveles: 40 min
Cima Claveles-Puerto de Cotos: 2h, incluyendo parada de 30 min para comer
 
Track: 
Grabado in situ (pincha aquí para acceder al track en wikiloc).




Fecha:  24 de enero de 2016

Hemos quedado a las 8:00 en Cotos. Llegamos más o menos puntuales los tres coches en los que venimos. El panorama no es muy alentador para la excursión que tenemos prevista: no se ve ni gota de nieve y hace una temperatura de 6º C a pesar de la hora y lugar en que estamos. Mirando la cara norte de Cabezas de Hierro, donde la nieve suele aguantar más, no se ven nada más que motitas de nieve. Ante esta perspectiva pensamos que no vamos a encontrar nieve suficiente en las canales a las que vamos y que habrá que reconsiderar la excursión: dejarse el material de nieve y hielo y hacer algunos retoques como una posible subida por Peña Citores y al menos hacer la cresta de Claveles. No obstante Alejandro apuesta porque hagamos lo que teníamos previsto, con todo el material en la mochila y veamos a ver qué nos encontramos. Bueno, pienso que en el fondo no tenemos nada que perder y tampoco pasa nada por llevar algo más de peso en las mochilas; así sirve de "entrenamiento", jeje. Lo que sí que hago es cambiarme de pantalones por unos más ligeros pero que también aguantan bien en la nieve, ya que en caso de encontrar nieve tampoco creo que sea mucha, y preveo que voy a pasar demasiado calor si no me los cambio.

Después de todos estos cambios de impresiones y retoques en la equipación, echamos a andar pasadas las ocho menos veinte.

Hacemos el recorrido hacia la Laguna Grande, entre risas y cachondeos por vernos por un sitio sin gota de nieve y en un día primaveral, con cosas como yo llevando una estaca de nieve por fuera de la mochila o Alejandro llevando dentro de la suya las botas de plástico.

Desde luego el camino y el paisaje no da ningún indicio de que vayamos a encontrar nieve

Al asomar por la zona de la Laguna Grande vemos que sí que hay nieve por la parte alta del Peñalara, pero... ¿será suficiente para poder hacer algo? Se abre la esperanza, ya que se ven algunas "líneas" de ascensión con continuidad de nieve, y la zona a la que vamos presumiblemente estará algo mejor al estar un poquito más resguardada. 

Continuamos subiendo la cuesta que hay tras pasar el puente sobre el arroyo de la Laguna Grande y al llegar arriba ya vemos que vamos a pisar nieve y enseguida de una forma continua. Visualizo por dónde he ido otras veces, que ha sido sin perder altura y llegando directamente a la mesetilla intermedia de la canal sureste, pero esta vez decido bajar a la zona de las charcas y seguir el camino por donde va todo el mundo.

Tras la bajada y al poco de volver a empezar a subir se visualiza ya la canal Sureste. No solo está suficientemente cubierta de nieve y en todas sus variantes, sino que incluso se ve que hay huella de los que han sido más madrugadores que nosotros y la han hecho o están en ello.
 
Ya tenemos visualizada la Canal Sureste...
... así que ahora nos acercamos a sus pies
 
Subimos lo poco que nos falta hasta llegar a la canal, y al pie de la misma hacemos una parada en la que picamos algo y nos ponemos arneses y crampones.

Una vez listos comenzamos la canal. La parte inferior es un tramo de unos 150 metros y pendiente máxima de 50º. La nieve está blanda y hay mucha huella, por lo que se sube muy fácilmente. Espero un rato a mitad de este tramo y otro rato al final, al alcanzar la mesetilla donde termina, debido a que algunos integrantes del grupo tardan en comenzar la canal al haberse entretenido poniéndose los crampones y recomponiendo la mochila.

Juan Carlos subiendo el primer tramo

Más o menos nos agrupamos todos en la mesetilla. Esta primera parte no la había hecho nunca, ya que las otras dos veces que he estado aquí he llegado directamente desde la Laguna Grande hasta esta mesetilla y empezado la canal desde aquí. Realmente este primer tramo no tiene mucha dificultad, pero da mayor longitud a la canal haciendo que dure más y resulte más completa. 

Seguimos con la segunda parte. Al haber recorrido aproximadamente el 25% de esta segunda parte aparece un resalte. En el resalte aflora la roca y no hay formado hielo. Me espero a que llegue el grupo y acordamos que pase Alejandro y yo desde abajo y él desde arriba ayudemos a los que tengan dificultades. Va pasando el grupo y van superando el resalte uno a uno. Unos lo hacen con más soltura y otros necesitan más tiempo pero en el fondo todos van superando el resalte sin necesidad de que les empujen ni tiren de ellos. Cuando ya han pasado todos supero el resalte y alcanzo al grupo que había ido continuado la canal.

Juan Carlos en el resalte del segundo tramo, observado por Alejandro
Mónica en el segundo tramo. Abajo Jesús P superando el resalte bajo la supervisión de Alejandro y mía
Sin más dificultades llegamos al final de la canal, donde es posible que se alcance la pendiente máxima de la misma justo antes de acabar. No obstante con la nieve tan blanda no se aprecia mucho esta pendiente y pierde un poco de emoción. Andamos los escasos metros que nos separan de la cima de Peñalara y nos hacemos la pertinente foto.
 
Cima de Peñalara
Mientras había estado esperando desde la mesetilla se me había ocurrido que podríamos bajar luego un poco por una de las variantes para subir de nuevo por la otra variante que tiene un resalte y así hacer un poco de estas variantes incluyendo este resalte y enriqueciendo la actividad. Así hago y desciendo por la variante de más a la izquierda, para bordear las rocas al otro lado de las cuales se encuentra la variante de la derecha con su resalte. Me va siguiendo todo el grupo a excepción de dos que prefieren esperarnos arriba a que volvamos.

Llego al resalte el cual sí que tiene hielo. Esta vez propongo subir yo primero y hacer la misma operación que antes pero ahora yo arriba y Alejandro abajo, más que nada por si hubiera que poner algún seguro ya que yo soy el que va cargado con el material. Este resalte resulta algo más delicado que el de antes pues es necesario anclar bien el piolet por encima del resalte y superarlo clavando la punta del crampón izquierdo en el hielo vertical para dar el paso y superarlo, y como no hay mucho espesor de hielo el cramponazo tiene que ser muy suave para no cargárselo.
 
Júcar en el resalte de la variante
Alejandro en el mismo resalte, cerrando el grupo
Puede que este resalte le haya dado a la gente un poco más de guerra que el otro, pero también lo han ido superando todos estupendamente sin necesidad de montar ningún seguro. Enseguida estamos todos en la cima y nos hemos juntado con los que nos estaban esperando arriba. Ahora toca dirigirnos a Claveles por su cresta, según he previsto. El recorrido que hemos realizado en esta zona es el que represento en la siguiente imagen:

Recorrido que hemos realizado, antes de dirigirnos hacia Claveles

El recorrido hacia Claveles es muy evidente, pues está todo perfectamente a la vista y se trata simplemente de ir por lo más alto si quieres acceder por la cresta. Además hay huella.

Pronto estamos entre las rocas de la cresta, por todo lo alto buscando las pertinentes zonas de paso que nos permiten avanzar. Entre las rocas hay nieve y hielo y nos hemos quitado los crampones antes de meternos de lleno entre todas estas rocas, así que hay que ir avanzando con un poquito de precaución e irse agarrando bien cuando se puede de las manos en algunos pasos, para evitar que los pies resbalen y te jueguen una mala pasada. Así, y disfrutando de unas magnificas vistas vamos avanzando e intercalando algunas fotos en este recorrido.
 
Recorrido por la cresta de Claveles
Aprovecho para cambiarme de guantes mientras va llegando el grupo
Un bonito selfie del grupo
Llegamos a la cima de Claveles y allí nos hacemos la correspondiente foto de grupo, con alguna broma que otra. El ambiente del grupo está siendo realmente muy agradable, lo cual es muy de agradecer, y estamos disfrutando todos de lo lindo, cosa que se percibe en el ambiente.
 
Foto en la cima de Claveles
Continuamos por la cresta para descender de Claveles en dirección a la Laguna de los Pájaros. Hay algo de pendiente y está cubierta de nieve, pero con un poco de cuidado no hay problema aunque nos hayamos quitado antes los crampones. Está claro que ya no los vamos a usar en el resto de la excursión.
 
Un pequeño destrepe
Descendiendo de Claveles por el norte
En un momento dado, volviendo la vista atrás tenemos una magnífica vista de Claveles.
 
Tenemos a nuestra espalda una magnífica estampa de Claveles
Bajamos si alcanzar del todo la laguna de los Pájaros, atajando por unas pendientes de nieve, y una vez en las llanuras de las zona de las lagunas busco un buen sitio para comer, ya que algunos integrantes del grupo lo están demandando ya. Como sopla un poco de aire me parece buen sitio una zona de bloques en las que los más grandes sirven de parapeto contra el viento y los más pequeños nos sirven de zona donde sentarse y comer aislado de la nieve.
 
Bajando hacia la laguna de los Pájaros
Allí echamos aproximadamente media hora, en la que nos reímos, nos relajamos un poco, e incluso ocurre alguna anécdota: se vuela una bolsa de plástico vacía y me pego más de 50 metros medio andando medio corriendo detrás de ella, a tramos hasta que decide pararse del todo y puedo recuperarla. Además me doy cuenta de que no debe ser mía y se le debe haber volado a otro... Como dice uno de los integrantes del grupo, es mi buena acción del día para protección de la Naturaleza.
 
El momento de la comida
Tras este parón continuamos la marcha de retorno. Vamos pasando por la Laguna de Los Claveles y cerca del inicio de la canal de esta mañana, lo que aprovechamos para observarla de nuevo desde aquí y fotografiarla.

Continuamos y nos toca hacer lo que a la ida era una bajada pero ahora lógicamente es una subidilla. Ante los comentarios de la pereza que da subir de nuevo ya que estamos en "retirada", comento que recuerdo que por la izquierda va un sendero que evita la subida y acaba confluyendo con el normal en el puente sobre el arroyo de la Laguna Grande. Con un "que si sí, que si no" al final acabo intentando buscar ese sendero más por curiosidad que por otra cosa. Dos de los integrantes del grupo se vienen conmigo y el resto siguen por el camino normal con Alejandro.

El sendero no lo acabo de coger bien hasta casi el final, lo que nos obliga a ir sorteando vegetación y otros obstáculos, así que lo que se pudiera ahorrar con este recorrido lo perdemos por resultar un tanto intransitable. La prueba es que acabamos llegando al puente donde confluyen los dos caminos a la vez que el grupo de Alejandro.

Analizando el track en casa, veo que de vuelta (hacia abajo en la imagen) he ido paralelo al sendero correcto (puntos naranjas), al haberme salido hacia la izquierda (la derecha en la imagen) antes de tiempo, y solo lo he alcanzado en la parte final antes de llegar al puente... Tenía que haber consultado el mapa y/o el gps en ese momento para haber localizado el sendero desde el principio y no liarme.

Recorremos ya la parte final que nos lleva a Cotos, con una esporádica paradita en Fuente Cubeiro para beber agua, ya con más ganas de llegar que de otra cosa.

Llegamos a Cotos, y allí toca el momento de cervezas y risas en Venta Marcelino, antes de coger los coches de vuelta a Madrid. 


2 comentarios:

  1. Muy buena crónica de nuestra salida del domingo...estas echo un crack..

    ResponderEliminar