viernes, 26 de agosto de 2016

Circular Refugio de la Talaeta-Ascensión-Gamellons (PRV-52)

Circular Refugio de la Talaeta-Ascensión-Gamellons (PRV-52)

Hace años que hice este PRV-52 con Victoria y la verdad es que me gustó bastante. Independientemente de que se haga la cima Ascensión, uno de los "unmiles" alicantinos que he subido en varias ocasiones, el recorrido en sí merece por sí mismo muchísimo la pena. En 2016 he vuelto a recorrer este PR y, como he podido comprobar, también se puede hacer de forma más deportiva corriendo.

Después de la jornada de ayer en el Cabezo Gordo, en la que corrí 18 km con 500 m de desnivel positivo, la opción de correr durante todo el recorrido del PRV-52 (20 km y 900m de desnivel positivo) se desvanecía un poco en mi cabeza, ya que consideraba que no iba a tener pilas suficientes después del desgaste de ayer. Lo que hice al final fue un "mixto" de correr y andar completando el recorrido en muchísimo menos tiempo que la vez anterior con Victoria, en 2008, en la que fuimos muy tranquilos.

Esta vez lo he recorrido en sentido contrario a la vez de 2008, lo que también me ha permitido ver el recorrido desde "otra perspectiva". Aprovechando que las tengo, incorporaré también alguna foto del 2008.

Datos:
Actividad: Trail running y montañismo;      Zona: Beneixama, Alicante
Cimas:  Ascensión (1006 m)
Longitud: 20,4 km
Desnivel acumulado positivo:  900 m;     Desnivel acumulado negativo: 900 m
Duración: 3,5 horas con un recorrido mixto de correr y andar. Andando a ritmo tranquilo se tarda entre 5 y 6 horas.

Track:
Grabado in situ y borrados algunos puntos anómalos (pincha para acceder al track en wikiloc)


Índice IBP: Entre 84 (andando) y 167 (corriendo)


Fecha: 13 de agosto de 2016


Salgo bastante pronto de casa y me planto con el coche junto al refugio de la Talaeta, que es el punto de inicio. Tampoco es que haya madrugado en exceso, pero he salido tan dormido que se me ha olvidado llevar alimentos sólidos de avituallamiento, así que solo llevo mi bidón de correr de 0,6 litros cargado de agua. Menos mal que en esta ocasión al menos no he ido en ayunas como ayer.

De momento no me encuentro mal y no acuso el esfuerzo de ayer en el Cabezo Gordo, pero como la parte inicial es un atracón de subir de momento comienzo andando, y luego ya veremos. No he pensado con anterioridad en qué sentido voy a recorrer el PR, así que decido sobre la marcha lo primero que me viene a la cabeza, haciendo primero la subida al pico Ascensión.

La subida se hace en tres o cuatro tramos espaciados por un corto "descansillo" entre ellos que permiten un poco de recuperación. Son como pequeñas cimas que tiene el cordal, que es por donde se sube y cada vez que se corona una de esas cimas de premio hay unos metrillos en horizontal o más suaves que te alivian. Las pendientes son acusadas, así que de primeras pienso que he escogido el sentido de recorrido más desfavorable para hacerlo corriendo; no obstante, la verdad es que después de haber hecho todo el recorrido y visto el perfil la verdad es que desde el punto de vista exclusivamente de pendientes no lo tengo tan claro, así que cada uno que lo valore como lo vea (otra cosa es teniendo en cuenta también los tramos al sol, como se verá más adelante). Yo estoy subiendo andando, entre otras cosas porque las pendientes probablemente son suficientemente fuertes para que me quede algo "grande" el subir corriendo por ellas... quizás podría hacerlo sufriendo bastante, pero me quedaría sin fuelle para el resto del recorrido.

Subiendo entre pinos. El sol todavía está bajo

Llego a lo más alto y enseguida veo la gran torre de vigilancia de madera. Aquí ya comienzo a trotar y a probar qué tal voy, y parece que de momento me encuentro bien.
 
Al llegar a lo alto se despeja el bosque y a lo lejos puedo ver la gran torre de vigilancia de madera

Paso por la torre de madera y continúo por los caminos que llegan a ella, hasta el punto donde un senderillo permite visitar el vértice geodésico de Ascensión, el cual se ve perfectamente desde el camino, a poco que estés atento. Me acerco al vértice y allí gasto unos minutos ingeniándomelas para poner la cámara y que el autodisparador me haga una foto decente; se me ha olvidado el minitrípode y tengo que hacer unas cuantas fotos hasta que finalmente sale una decente.

Llego a la torre de vigilancia de madera
Foto en el vértice geodésico

Regreso al camino y continúo el recorrido del PR. Hay que estar muy atento ya que hay muchos cruces y confluencias de caminos y senderos, unos más importantes, otros más "débiles" y muchas veces no resulta nada evidente por dónde hay que seguir. En 2008 hice el recorrido con mapa, ya que no tenía GPS, y recuerdo que algunos puntos me hicieron dudar hasta dar con la continuación correcta, pero esta vez, incluso con GPS me equivocaré a lo largo del recorrido un par de veces, que corregiría inmediatamente al darme cuenta, cosa que se puede observar en el track si se fija uno con detalle.

2008: en 2008 hice el recorrido con mapa en lugar de GPS, como se puede observar

Paso por el refugio de los Caçaors, me asomo rápidamente a él y continúo. Al poco de continuar un cruce de caminos me hace equivocarme de dirección, pero a los pocos metros me doy cuenta, gracias a que vigilo en el GPS el recorrido, y retorno al recorrido correcto, dedicando dos o tres minutillos a confirmar cual es ese recorrido correcto, que en este caso es un sendero que me ha camuflado un poco la vegetación y que la magnitud del otro camino que cruza me ha despistado.

Desde ese punto inicio un descenso por el senderillo por unos bonitos parajes y en sombra. Bajo corriendo la mar de a gusto por aquí y disfrutando de lo lindo. El descenso continúa por un valle bien verde que recordaba por lo bonito que me había parecido el paisaje.

El sendero que se toma tras haber pasado el refugio dels caçaors es muy agradable y vistoso
La bajada continúa por un verde y bonito valle, aunque las mejores vistas son las que quedan a la espalda más adelante
2008: Victoria en la misma zona, en sentido contrario

Tras ese largo descenso, en torno al km 6 del track, se acaba el descenso y llego aun punto donde hay un poco de lío de caminos y senderos. Allí me cruzo con unos ciclistas que también van disfrutando de estos parajes. En esta parte sufro también una pequeña equivocación, hasta que veo que hay que salirse del camino que he cogido y seguir un senderillo que pasa por una casa vieja bastante visible aunque la zona sea boscosa.
 
Hay que pasar por esta casa, tal como marcan las señales

Rebaso la casa y el sendero empieza a subir. Me cruzo con dos personas, una de ellas la conozco de vista y que por lo visto es un maquinón de los ultra trails quedando siempre en las posiciones de cabeza (en ese momento no lo sabía y me lo contarían después). Tiene toda la pinta que están haciendo el mismo recorrido que yo pero en sentido contrario, seguramente como entrenamiento... ¡pues buen entrenamiento que se pegan! Me ha sorprendido encontrar gente que ha tenido la misma idea que yo, de usar el PR como recorrido de trail running, pero bueno es lógico ya que se presta muy bien a ello, y si hay gente que le da tan duro, pues es un buen entrenamiento. Al cruzarnos de frente por un sendero tan estrecho se han apartado amablemente, lo cual agradezco, y nos saludamos y despedimos con un simple "hola", ya que solo nos conocemos de vista y la situación tampoco se presta a mucho más.

Sigo subiendo y al ratito la pendiente se vuelve más fuerte, así que no tardo mucho en pasar de correr a andar. Esa situación dura poco, ya que enseguida llego a un punto alto, un cruce con un cortafuegos, y el sendero empieza a descender. El aspecto de sendero agradable, más o menos cómodo y descendente hace irresistible el volver a correr, así que vuelvo a pasar a modo "correr" aunque ya empiezo a notar algo de cansancio y falta de algún nutriente que echarme al estómago.

Vista atrás. La casa ya la hemos dejado atrás y abajo
2008: una foto parecida pero sacada más cerca
Un poco más adelante, tras cruzar un cortafuegos, comienza un agradable descenso
2008: Cerca de la misma zona

El descenso es muy agradable y en sombra, y las vistas que tiene son muy buenas. También se pasa por algún sitio pintoresco y no se tarda mucho en ver una casa un poco más abajo hacia la que se dirige el sendero serpenteando por las faldas de la montaña. Llego a la casa y hay que descender por un sendero hasta el fondo del valle. Allí se encuentra la fuente de Gamellons, que es el punto más bajo de altitud y más alejado del recorrido.

El sendero de descenso se vuelve más vistoso todavía, con bonitos paisajes...
...y algún bonito y pintoresco paraje
Victoria en el mismo paraje, en sentido contrario
El sendero se encamina hacia esa casa y luego habrá que bajar al fondo del valle a la fuente de Gamellons

Bajo a la fuente de Gamellons por un sendero por el que se baja rápidamente gracias a su pendiente. El lugar es un sitio que me resulta de lo más acogedor, fresco y agradable a la vista, con una fuente y alguna mesa redonda a modo de merendero. Dedico pocos minutos a darle un vistazo y a hacer una foto, ya que a la vez que yo han llegado por otro lado unos excursionistas.

La fuente de Gamellons con unos senderistas que acaban de llegar
2008: Victoria en la fuente de Gamellons

Continúo el recorrido, que no es otra cosa que emprender la vuelta, vuelta que se hace por valles distintos a los de la ida... es lo que tienen los recorridos circulares, jejeje. Subo de nuevo a la casa de arriba pero en vez de por el sendero de antes lo hago por una pista de tierra. Una vez en la casa, en vez de coger el sendero por el que he bajado antes hay que coger otro que va más por la derecha. Ese camino se va yendo al valle que va por la derecha y empieza a subir por él.

2008: Aquí estábamos acercándonos a Gamellons por donde ahora me alejo de allí

He empezado la vuelta corriendo, pero al cabo de un rato empiezo a alternar el correr en las subidas más suaves con el andar en las pendientes más acusadas. Como cada vez voy notando más el cansancio, también voy bajando el límite de pendientes para cambiar entre correr y andar,  de forma que ya voy abusando bastante del andar. También influye que me voy encontrando tramos de sol y el sol ya aprieta más; es otra de las razones para hacer la ruta en sentido contrario, para pillar las zonas de sol más temprano.

Vista atrás. Estamos subiendo por otro valle
2008: un poco más adelante

Después de 2 kilómetros subiendo, alcanzo un punto alto que vuelve a coincidir con el cortafuegos de antes, pero mucho más a la derecha. Desde ahí se inicia una bajada algo acusada que vuelvo a hacer corriendo y que me acaba llevando al paraje conocido con Font de la Duenya. Es otra fuente con los alrededores acondicionados como la fuente anterior para merendar y disfrutar del paraje. Es otro paraje bastante bonito. La fuente está seca, así que no es posible recargar agua. Hay también una balsita con una rampa como las de lavar la ropa, pero que desconozco qué función tiene.

Bajando hacia la Font de la Duenya
Entorno de la Font de la Duenya
Esta es la fuente en sí, pero está seca
Una pequeña balsa que no sé qué función tiene

Continúo por el sendero que me lleva descendiendo al fondo del valle y luego subiendo por el fondo del valle. La subida es suave y se puede hacer bien corriendo, pero el cansancio ya me está haciendo mella y llega un momento en que me doy por vencido y acabo yendo andando. Lo hago también pensando en que ahora me queda todavía una buena subida y luego vendrá la bajada final, pero ya me sé por experiencia que si llego muy agarrotado a la bajada final no podré sacarle partido corriendo y no me cundirá mucho pues la zancada será muy pobre.
 
Subiendo por el fondo del valle
Un puentecillo de Madera
2008: Aquí parece que el puentecillo no estaba del todo completo

Cuando la subida por el fondo del valle se me empieza a hacer larga, quizás por el hecho de ir ahora andando y, por tanto, más despacio, me encuentro que hay que coger un sendero que sube bruscamente. El track marca la pendiente máxima aquí. Pero un poco más arriba empieza a suavizar muy poco a poco y acabo llegando a un camino junto al cual se encuentra un refugio conocido como Albergue de Rita.

Desde el Albergue de Rita queda un poco de subida más suave por caminos anchos. Esta parte es un poco árida, así que es otra razón más para hacer la ruta en sentido contrario y que esta parte te pille más temprano.

Se llega al punto más alto de la vuelta y ahí hay que salirse de los caminos cogiendo un sendero bien señalizado. El sendero va un poco en horizontal y luego empieza a descender con bastante pendiente hacia el inicio y final de la ruta. Desde que me he salido del camino por el sendero he empezado de nuevo a correr. El descenso lo voy haciendo bien corriendo, pero como sospechaba al final voy un poco agarrotado y no bajo con la velocidad que lo bajaría estando más fresco. Me encuentro unos hitos enormes que se ve que va ampliando la gente que sube por aquí y que han cogido grandes dimensiones.

Empezando la bajada. En segundo plano asoma el cordal por el que he subido en la ida, al inicio de la ruta
Enormes hitos en la bajada

A mitad de bajada noto que me está dando un pajarón considerable hasta el punto de empezar a sentirme un poco mareado, a lo que está ayudando el calor y la solanera... no me queda más remedio que parar. No puedo comer nada, ya que como he dicho al principio se me ha olvidado coger un par de barritas energéticas o algo así, pero creo que el principal problema es que viendo que los 0,6 litros de agua se me iban a quedar cortos los he ido racionando tanto que al final hasta se me había olvidado que los llevaba y llevaba muchos kilómetros con mucho calor y sin beber nada. No es que me quede mucha agua, pero es el momento de dar cuenta de ella ya que la necesito imperiosamente y además ya queda poco.

Termino de bajar mucho más tranquilo, medio andando medio corriendo, y ya abajo recorro los metros finales que me quedan hasta el coche: misión cumplida. Me hago una foto final, en el punto inicial y final del recorrido, con el Refugio de la Talaeta a mis espaldas. Me queda el reto de intentar hacer más o menos todo el recorrido corriendo otro año que venga más en forma, cosa que veo bastante factible después de mis impresiones de hoy.

Foto final con el Refugio de la Talaeta a mis espaldas

Soy consciente de que la mayoría de la gente preferirá hacer el recorrido andando en plan senderista y disfrutar con tranquilidad del recorrido, los paisajes y los bonitos parajes, pero el track y esta descripción vale también para ellos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario