sábado, 19 de noviembre de 2016

Ponoig y Sanxet

Ponoig y Sanxet
Año 2011. Participantes: Yo en solitario

El Ponoig es otro pico emblemático de la provincia de Alicante, sobre todo conocido por sus impresionantes paredes sur para la escalada. Su morfología ha llevado a apodarle "el león dormido", ya que visto desde Polop recuerda la morfología de un león dormido, y más cuando la posición del sol hace que las sombras recalquen más aún esta figura. En esta ocasión abordo la subida senderista a la cima principal (las vías de escalada se quedan lejos de esta cima principal) y a la cima del vecino Sanxet.

La vez que visité el Puig Campana el año anterior hubiera sido un momento idóneo para coronar la cima del Ponoig, pasando por el collado del Pouet, pero la falta de planificación y del tiempo suficiente para ello en su momento, así como la posibilidad de combinar esta cima con la coronación de Sanxet, la cima vecina del Ponoig, abordando la subida desde Polop, hacen que finalmente me decante por esta opción, que había visto ya a Geoelx

Con respecto a la ruta de Geoelx hice dos pequeños cambios. El primero el empezar la ruta ya en las afueras de Polop para evitar el aburrido transitar por una carretera asfaltada que no tiene mucho sentido. Por otro lado, el retorno desde la cima de Sanxet Geoelx lo hace por un tramo alternativo que no me daba muy buena espina, así que opté por no complicarme yendo justo de tiempo y volver por la misma ruta de la ida. Hay una alternativa buena e interesante de vuelta desde la cima de Sanxet que es la que figura en la web de A Patita, aunque yo en ese momento no la conocía y además me llevaría más tiempo de vuelta al ser más larga.

Como siempre en estas actividades veraniegas, mi objetivo es hacerlo por la mañana y volver al chalet para el baño de antes de comer, aunque esta ocasión, con 1,5 horas de distancia en coche (3 horas ida y vuelta), casi 1500 metros de desnivel positivo y cerca de 20 km de caminata, no lo ponía fácil precisamente.

Datos:
Actividad: Montañismo;      Zona: Alicante
Cimas: Ponoig (1182 m) y Sanxet (1189 m).
Dificultad/Características: La última parte de la subida al Ponoig no está muy definida y puedes llegar a encontrarte alguna pequeña trepada pero sin dificultad. Todo el cresteo final hacia la cima Sanxet es sobre incómodas pedreras, primero de rocas más grandes y luego más pequeñas. El resto es por camino más o menos cómodo y sendero.
Longitud total: 18,7 km;     Desnivel positivo:  1400 m;     Desnivel negativo: 1400 m

Tiempos:
Mis tiempos fueron:
  • Inicio-cima Ponoig : 2 h 25 min
  • Cima Ponoig-Cima Sanxet: 1 h 30 min
  • Cima Sanxet-punto de partida: 1 hora o poco más, pero medio corriendo porque empezaba a ir mal de hora

Track:
Generado sobre mapa (pincha aquí para acceder al track en wikiloc).



Fecha: 12 de agosto de 2011

Madrugón y 1,5 horas de coche para llegar a Polop. Unos minutos más para localizar el punto que he marcado en el mapa donde aparentemente puedo dejar el coche (en 2011 todavía no tenía GPS). Llego al punto buscado y encuentro un buen sitio donde dejar el coche. Me preparo y estoy listo para empezar a andar. Acaban de dar las 8, lo que encaja con mis previsiones iniciales.

Suelto el coche en este apartadero del camino e inicio la marcha

Echo a andar. Voy por un camino cómodo y en buen estado, que va subiendo con moderación, pero va cogiendo cada vez más pendiente según avanzo. A mi derecha hay una montañita conocida como el Castellet. Cuando la dejo atrás, el camino coge más pendiente y empieza a hacer unas "zetas" para intentar alcanzar un primer collado. En ese collado hay un mirador bastante acondicionado con una mesa de madera y todo. Una breve parada para contemplar las vistas y continúo.

Subo hacia el collado que se ve, donde afinando la vista se puede ver el mirador
Llego al mirador, donde tengo estas vistas. El camino, como se ve, muy amplio y cómodo- A la izquierda el Castellet

El camino continúa ya con poca pendiente hasta que se llega a una casa. Allí hay que coger un sendero que vuelve a coger algo más de pendiente y sigue subiendo durante bastante rato por el mismo valle hasta el collado final.

Sigo subiendo en dirección al siguiente collado

Este collado está coronado por un llamativo montículo rocoso perforado por una cueva. Es la cueva de la Moscarda.

La cueva de la Moscarda
Mirando hacia la cima de Sanxet se ven estas paredes

En este collado el sendero se bifurca en dos: a la derecha, que es por donde iré luego para subir al Sanxet, y a la izquierda, que es el que tomo ahora para coronar el siguiente collado, el de Llamp.

El collado de Llamp se alcanza en poco tiempo. Por el otro lado del mismo es por donde llegaríamos si hubieramos optado por hacer un combinado Puig Campana-Ponoig que se suele hacer bastante habitualmente, como comento en el artículo del Puig Campana.

Desde el collado de Llamp, donde ya se rozan los 1000 metros de altitud, me dirijo hacia la cima del Ponoig, pero en lugar de ir por lo alto del cordal hay que ir a media ladera  por la ladera norte. Esta parte al principio se sigue bien, pero más adelante el sendero empieza a difuminarse y hay que estar algo atento. Tiene muchos tramos llanos y otros que van ganando altura poco a poco, hasta que ya llegando por donde la cima hay que girar un poco a la derecha para ya ir a coronarla.

Llego a la cima. Disfruto de haber completado esta primera etapa de hoy con unas magníficas vistas de los alrededores. Me hago la oportuna foto cimera con ayuda de mi minitrípode.

Foto cimera del Ponoig
Al fondo se perfilan los rascacielos de Benidorm. En primer plano a la izquierda el buzón que hay en la cima.
Más a la derecha está el magestuoso Puig Campana, que por su cara norte no presenta el mismo aspecto que por su casa sur

Continúo. Vuelvo al collado de Llamp y al collado de la Cueva de la Moscarda. Ahora tengo que coger el otro ramal de la bifurcación del sendero que comenté antes.

Sigo el sendero y cuando se empieza a ver una casa, que es el Mas de la Carrasca, hay que girar en perpendicular a la derecha para subir por lo alto del cordal, que es alomado. Enseguida te encuentras con una pedrera de piedras grandes que resulta bastante incómoda y que toca sufrir un buen rato.

Incómodas pedreras por el cordal

Empiezo a sufrir el calor de lo lindo, en particular porque por aquí no hay ni una puñetera sombra y el sol está pegando de lo lindo. Este tramo de cresteo se me hace muy pesado por eso y porque de vez en cuando parece que estás llegando a cima pero luego compruebas que hay que continuar.

El collado de Llamp y el sendero que he usado antes para subir y bajar de él. Al fondo se intuye Benidorm
Un poco más a la izquierda tengo a la vista la cima del Ponoig

Más adelante, llegando ya a la cima, el recorrido se va saliendo de lo alto del cordal pasándose a la ladera sur. Ya en la ladera sur veo una "hermosa" carrasca... voy como un poseso hacia ella para poder hacer una parada en su sombra y beber agua. Es como un oásis en el desierto.

Vista atrás donde el recorrido se empieza a salir de lo alto del cordal a la ladera sur
Bendita carrasca y bendita su sombra

Una vez me he recompuesto algo continúo para llegar a la ya muy cercana cima. Solo queda subir ya que, como he comentado antes, el recorrido se ha salido por la ladera sur y ahora estoy más bajo que la cima. Llego arriba... joer, no veo la cima, ¿serán ya alucinaciones?... a ver, un poco más a la derecha, sí, aquí está. Una curiosa cruz de madera marca esta cima que se me ha hecho un poco pesada por las pedreras, el calor y el cansancio derivado de todo eso y lo que llevo detrás.

Cima del Sanxet
Zoom del valle por donde he subido esta mañana
Si quitamos el zoom vemos a lo lejos la cresta de Bernia y a la derecha, ya metido en el mar, el Peñón de Ifach
Zoom de la cima del Ponoig vista desde esta otra cima. Se aprecia el sendero
Vista del Puig Campana por su cara norte. El collado de Llamp, con su sendero, abajo a la izquierda-

Tras la pertinente foto toca bajar sin mucha demora, en primer lugar porque estoy deseando salir de este tostadero y en segundo lugar porque miro el reloj y veo que se me está empezando a hacer un poco tarde... son las 12.

Emprendo el descenso a "paso ligero". Voy bajando lo rápido que me permiten las pedreras. Una vez cojo el sendero junto al Mas de la Carrasca me empieza a cundir más. Paso por el collado de la Cueva de la Moscarda y bajo por el sendero por donde subí al principio hasta ella. Una vez alcanzo el camino empiezo a correr más habitualmente con objeto de llegar al coche lo antes posible. Finalmente llego al coche, y en breves instantes estoy de camino de vuelta a casa, para llegar justo para un refrescante chapuzón en la piscina y a comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario