jueves, 17 de octubre de 2013

Torozo. Vía "El Gran Diedro" (250m, 6 largos, V+)

Torozo. Vía "El Gran Diedro" (250m, 6 largos, V+)
Año 2013. Participantes: Fran y yo.

Vía en la cara suroeste del Torozo. Probablemente es la vía más famosa del Torozo, por tener una dificultad máxima asequible y una sucesión de largos a cual mejor.


Pincha sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

Datos
Longitud de la vía: 250 m.  Nº largos: 6.     Dificultad máxima: V+
Características: La vía es muy variada, con el segundo largo en placa, el tercero en bavaresa, el cuarto el diedro... Se puede decir que la dificultad es relativamente mantenida en toda la vía, acentuándose en el largo del enorme diedro que le da nombre. Los largos son muy disfrutones especialmente del 2 al 5. El largo del diedro (V+) es muy atlético y mantenido, así que reservad fuerzas.
Material: juego de fisureros y juego de friends hasta el nº 4. En el explosivo largo del diedro se usan mucho los friends grandes, que entran a placer, así que conviene dosificarlos un poco (o llevar alguno repetido), ya que como no da mucho respiro la tentación es coser a friends la grieta del fondo del diedro, si es que vas encontrando posturas y fuerzas para soltarte de una mano.
Equipamiento: si no recuerdo mal, solo están equipadas la primera y segunda reunión. En la cuarta reunión hay un clavo cutre que más te vale reforzar.
Paso clave: Todo el diedro (largo 4) es cañerillo, pero especialmente su salida llegando a la cuarta reunión, donde desploma y los agarres escasean.
Posibilidades de escape: Pues pasados los dos primeros largos... realmente difícil.
Tiempo de escalada: Un tiempo razonable puede rondar las 4 horas.
Tiempos de aproximación desde el coche y regreso: Rondará entre 1h y 1h30min para ir a pie de vía, y, más o menos, lo mismo para volver al coche (hay trepada, destrepe y descenso por una canal).
Cimas: Tras unas trepadas finales se corona (obligatoriamente, pues es la ruta de descenso) la cima secundaria del Torozo donde se ubica ésta y otras vías.
Otras recomendaciones: El Torozo no es un sitio muy recomendable cuando empieza a asomar el calor del verano, pues se convierte en un tostadero.

Track:
No disponible, al menos por el momento.

Croquis: 
De momento no he llegado a encontrar croquis suficientemente buenos, para mi gusto, ni me he decidido a crear uno propio. Os pongo los mejores que he podido recopilar. Como véis, no se ponen muy de acuerdo en la distribución en largos ni en la cotación de dificultad (en parte también influenciada por la distribución en largos):





Fecha:  23 de junio de 2013


Aproximación



Si ya habéis leido la entrada de "Torozo. Vía Perdidos", ya sabréis que ayer estuvimos haciendo otra vía aquí en el Torozo y decidimos dormir en el Puerto del Pico en vivac ... Y vaya nochecita que hemos pasado con las dichosas vacas; bueno, no voy a contar la historia aquí otra vez. La cuestión es que nos levantamos después de una noche no tan tranquila como nos hubiera gustado, recogemos sacos y demás, que dejamos en el coche y optamos por meternos un poco en un bosque cercano para desayunar con tranquilidad y una cierta privacidad.

Ya hablando en el desayuno comentamos que las fuerzas no están tan intactas, sobre todo psicológicamente, como para meterse en una vía tan cañera (al menos para mí) como es la vía Galayos por la variante del espolón Quercus (tiene varios largos de 6a). Por ello le propongo a Fran hacer El Gran Diedro, que yo no lo he hecho y a Fran no parece importarle repetir, pensando que nos iba a resultar mucho más relajado.

Con esa idea, nos preparamos y hacemos la aproximación hasta el inicio de la vía, lo cual resulta un poco coñazo hacerla por segundo día consecutivo.

Me ofrezco para empezar yo, así a Fran le tocan los pares y consecuentemente el diedro, que está en el largo 4 según nuestros cálculos; (tiene pasión por los diedros). El inicio de la vía no lo vemos claro. En teoría está cotado de IV, pero por donde parece que debiera ser no se ve del todo fácil, así que yéndome a la derecha encuentro un recoveco por donde parece bastante más fácil... ¡vaya error!...

Desarrollo de la escalada

Antes de empezar tengo que advertir, por un lado, que hay muchos croquis y reseñas que cada uno, dentro de un patrón parecido, distribuye los largos y las reuniones de diferentes maneras; y, por otro que nosotros, por los motivos que ya se verán, hicimos en un largo el 2 y gran parte del 3 y en el siguiente lo que quedaba del 3 y el 4, con lo que ahorramos un largo a nuestro planteamiento inicial.

La distribución de largos que hago aquí al citarlos es la que creo más lógica, aunque como es lógico la narración sigue la distribución que hicimos.

Igualmente, en la cotación de los largos hay algunas diferencias entre unas reseñas y otras, así que pongo los grados de dificultad que se parecen más a nuestras impresiones.
 

Largo 1 (IV/IV+/V?): Vaya embarque?

Empiezo fácil, pero cuando supero los únicos metrillos que se veían desde abajo, enseguida llega una placa que hay que remontar, con una grieta ciega. Ya estoy a unos cuantos metros del suelo y todavía no he puesto ningún seguro. La grieta ciega hace imposible meter ningún seguro, así que no me queda más remedio que subir por la placa sin ningún seguro y con un aspecto que no tiene pinta que vaya a mejorar. Finalmente llega un punto en que la grieta no se muestra tan inflexible y me permite colocar un friend, aunque solo sea en un punto muy localizado. Es un enorme alivio, pues ahora me topo con un techo y tengo que hacer una travesía a izquierdas por una placa todavía más vertical. Ya voy siendo consciente de mi embarque pues, además de expuesto, el largo de fácil no tiene nada y no se corresponde con el IV de la reseñas que había leído. Realizo la travesía a izquierdas y ahora opto por seguir como un desesperado, también en placa, directo hacia arriba hacia un saliente de roca donde poder agarrarme a algo y sobre todo donde poder poner otro seguro. Cuando llego al saliente descubro que está todo romo y es muy difícil agarrarse a él para progresar, y encima no se presta mucho a poderle colocar un seguro. ¡Dios mío! ¡Esto no es un IV ni de coña! Finalmente con un poco de habilidad consigo encajar un fisurero, lo que me permite progresar hacia arriba agarrado a este redondeado saliente, no sin sensación de miedo. Un poco más arriba tumba y puedo progresar en travesía hacia la izquierda hasta la reunión, que tenía ya a la vista un poco antes de llegar al saliente.

Le toca subir a Fran de segundo, que también va progresando sin resultarle nada fácil. Cuando llega al saliente pasa unos momentos, como dice él, de "alta tensión". No es para menos, el paso no es nada fácil.

Fran en el primer largo, en adherencia; como si no hubieramos tenido suficiente ayer

Un problema para Fran es que solo he podido colocar dos seguros en todo el largo, que va totalmente con tendencia a izquierdas, por lo que aunque va de segundo, en muchos puntos si cayera tendría un buen péndulo, como ocurre en los últimos pasos para llegar a la reunión tras quitar el último seguro.

Recién superado el momento de "alta tensión" y recuperado el segundo y último seguro

Finalmente consigue llegar a a reunión y me comenta que he sido bastante valiente; yo acepto el elogio, pero por dentro pienso que más que valentía es que no tenía otra opción (...no me iba a quedar allí a vivir).

Fran a punto de llegar a la reunión

Fran, que como ya he dicho ya había hecho esta vía, me comenta que no le suena de nada este primer largo que hemos hecho (mejor dicho, esta versión). A mí también me ha resultado raro tanta travesía a la izquierda subiendo muy en diagonal, y tan pocas posibilidades de asegurar y que no estuvieran indicadas en las reseñas; y tampoco me parecía que encajara la dificultad. Luego he visto a través de distintos blogs con fotos haciendo la vía, que este primer largo lo empiezan incluso más a la izquierda de lo que sería la alineación vertical de la vía, frente a lo tremendamente a la derecha que empecé yo. Sin embargo, sigo sin tener del todo claro cual debe ser el trazado correcto de este largo, pues los croquis que figuran en internet tienen para todos los gustos, incluyendo versiones accediendo por la derecha, más o menos como lo hicimos nosotros.
  
También es fácil que la dificultad nos pareciera más alta después de la larga escalada del día anterior. Es algo que suele ocurrir cuando después de una jornada de escalada de esas que te deja bien a gusto, al día siguiente te metes en otra; en ese caso las dificultades te suelen parecer un grado más del que pone, pues el día anterior ya te has desgastado y relajado mentalmente y el coco ya no te funciona igual. Pero a pesar de ello, creo que el largo, tal y como lo hicimos nosotros lo cotaría como mínimo de IV+ y algo expuesto.
 

Largo 2 (IV+): Placa de cabo a rabo;
 + gran parte de Largo 3 (IV+): Divertida bavaresa

Le toca a Fran este segundo largo. Es una placa continua hasta la siguiente reunión. En alguna reseña he leído que es de V, pero que si te salías hacia las grietas de los lados lo bajas a IV+. Nosotros lo hicimos por mitad de la placa y no me pareció que llegara a ser un V.

Fran iniciando la placa del largo 2

Se nos han metido una cordada detrás que,según sale Fran, motan una reunión en paralelo a la nuestra, a unos metros a la derecha. La razón es que por el lado derecho parece que hay (yo no lo puedo ver desde donde estoy) una especie de gradas que permiten saltarse la placa del largo 2, mediante esta fácil variante que sale de grado III.

Fran se va ventilando sin problemas la placa y, al ver el asunto de la otra cordada se pone algo nervioso  al pensar que nos pueden intentar adelantar. Por ello, opta por pasarse la segunda reunión con intención de apurar al máximo los 60 m de cuerda. Se ventila también la bavaresa del tercer largo, y en cuanto termina ésta encuentra ya un sitio donde montar reunión, un tanto obligado porque se acababa la cuerda pero que no está mal.

Aquí hago la foto tras haber pasado la placa y cerca de pasarme a la bavaresa. Fran está en la reunión de este "superlargo" que se ha trabajado. En esta foto se pueden apreciar los tres tramos de diedro que cito posteriormente, a continuación de Fran


Estos son los problemas que tiene el ir a vías tan conocidas y concurridas. Nosotros habíamos tenido la suerte y/o la rapidez de llegar los primeros al Gran Diedro y no queremos tener por encima ninguna cordada que nos estorbe.

En cuanto monta reunión Fran, salgo yo disparado hacia arriba y alcanzo la reunión de Fran. Mientras tanto el primero de la otra cordada alcanza la segunda reunión de la vía, pero todavía tardan en subir los siguientes. En total son cuatro personas distribuidas en dos cordadas de dos.

La placa del segundo largo se hace sin demasiados problemas, habiendo alguna que otra chapa y también teniendo la posibilidad de salirte un poco a la izquierda para meter algún cacharro en las grietas.

La bavaresa del tercer largo es una auténtica gozada. Cuando llegas a ella, le dedicas unos momentos a coger la postura adecuada y luego a tirar para arriba, aprovechando sin problemas la propia grieta para poner los seguros que necesites.
 
Aquí estoy en plena bavaresa.
Un zoom. El del casco plateado en la reunión 2 que nos hemos saltado. Al pie de vía se prepara una cordada de tres


Largo 4 (V+): El Gran Diedro

Uff!, al final con la historia veo que me toca a mí de primero el largo del Gran Diedro..., pero como soy todo un caballero, a Fran le gustan estos diedros... y sobre todo porque yo también voy con las pilas psicológicas un tanto agotadas (...era lo único que me faltaba, un largo que parece un gimnasio), le cedo gustoso el largo a Fran.

Ataca Fran. Queda un trozo del largo 3. Podría decirse que el Diedro tiene como tres tramos escalonados y el primer tramo pertenecería al largo 3 y los otros dos son el largo 4, pero para nosotros van a ser los dos primeros tramos nuestro largo 3 y el tercero la primera parte del largo 4.

El primer tramo de diedro, no muy largo, se hace sin excesivos problemas, aunque ya te sirve como aperitivo y calentamiento de lo que te va a venir en el segundo tramo.

Fran iniciando nuestra versión de largo, que tiene un trozo del 3 y del 4. El terreno se verticaliza todavía más

El segundo tramo es el principal del diedro, ya más largo y donde está el paso clave de la vía. Se puede decir que es el "Gran Diedro" propiamente dicho. Es muy atlético y se sube muy en oposición ya que los apoyos para pies prácticamente no son más que pequeños relieves en la roca. Los brazos también hacen un esfuerzo considerable y el soltar una mano para meter un seguro es una maniobra algo costosa: menos mal que los friends grandes entran bien (...pero acordaos de dosificarlos un pelín), porque si no entran a la primera te quedas sin fuerzas en el otro brazo. No tengo fotos de este tramo ya que desde la reunión que montamos no ves a tu compañero, y luego en pleno diedro no está la cosa como para pararse y sacar la cámara.

El final de este segundo tramo del diedro tiene el que es el paso clave de la vía. Son como unos 4 ó 5 metros en los que el diedro empieza a extraplomar y encima los agarres escasean y son algo "raros" en cuanto a posición. Los pies siguen la tónica del resto de este tramo: en oposición casi pura sobre pequeños relieves en las caras del diedro.

Una vez acabado este segundo tramo hay una gran repisa, ligeramente inclinada pero buena, con un clavo aunque no del todo fiable, y una buena grieta donde asegurar una reunión. En la mayoría de los croquis la reunión figura tras el tercer tramo de diedro, pero no vamos muy sobrados de longitud de cuerda al tener que haber hecho en este largo un trozo del largo 3, y además nos parece un sitio muy bueno: Fran cuando llega no duda mucho y a mí me pareció una decisión muy acertada. También he visto muchísimas reseñas por internet que montan la reunión aquí. El único inconveniente que tiene es que desde aquí no puedes llegar en un solo largo hasta el final de vía y si montas reunión encima del tercer tramo de diedro al parecer sí (...aunque a mí me da la impresión de que debe ir excesivamente justa la longitud de cuerda).

A Fran le ha llevado un poco más de tiempo este largo, y la cordada que nos sigue ya ha alcanzado la segunda reunión, que como dije han hecho por una variante mucha más fácil de grado II/III, y empezado a subir el tercer largo bastante antes de que Fran llegara a la reunión. Esto me irrita un poco, así que cuando veo que llega a un sitio cómodo le digo con un cierto tono de enfado que haga el favor de esperarse un poco ahí (algunos es que parece que no piensan mucho...).

Aprovecho para intentar concienciar a la gente que hay que respetar a las otras cordadas y el que quiera terminar antes o no llevar cordadas por delante lo que tiene que hacer es levantarse antes. Llegado al pie de vía, si ves que tienes cordadas por delante tú decides si quedarte o ir a otra vía, pero lo que decidas es con todas sus consecuencias. El ir en paralelo, cruzarse cordadas, etc, es algo nada recomendable y solo se debe hacer en casos especiales. Además hay vías en las que es más fácil hacerlo y otras que no es tan fácil (no me imagino dos escaladores cruzándonos en pleno diedro) especialmente cuando solo hay un posible punto de paso y/o un solo posible punto de reunión, y cuanto menos ocasionará problemas con las cuerdas: enredos, roces, aprisionamientos...

En este caso, además, no se trataba de que nosotros fuéramos lentos, sino que se juntó que nosotros estábamos en el largo más complicado, y consecuentemente en el que se tarda más, con que ellos directamente se saltaron el largo 2 con una variante que era casi como andar de paseo. De hecho, superado este punto les volvimos a coger fácilmente ventaja y ya no les volveríamos a ver en el resto de la vía.

Volviendo a nuestra escalada, cuando Fran monta reunión, rápidamente subo para arriba. El ir soltándose de una mano en el segundo tramo de diedro para ir recogiendo los friends y colocártelos en el arnés tampoco es moco de pavo, aunque lógicamente es mucho menos crítico que ir de primero. Finalmente supero el paso clave de la vía, que en los primeros tanteos de agarres se ve complicado, pero luego poco a poco se va sacando bien. La reunión la tiene montada Fran en el clavo, que se ve precario y viejo, pero la ha reforzado con un friend muy sólidamente anclado.


Largo 5 (V): Para mi gusto, el más disfrutón

Fran intenta devolverme el favor cediéndome el siguiente largo, pero le digo que no importa, que hoy no me encuentro con mucha energía y que tire él... luego me arrepentiría mucho de no haber atacado yo este bonito largo, muy vertical pero muy disfrutón.

El inicio del largo es el tercer y último tramo del diedro. Aunque no es muy largo, se ve tremendamente vertical y cañero, pero una vez te metes en faena se empieza a ir superándolo más fácil de lo que parece. El grado de dificultad de este tramo de diedro es de V.

Una vez superado este último tramo de diedro, se llega a una especie de gran techo, por lo que la vía continúa hacia la izquierda bastantes metros más o menos en travesía y luego hacia arriba un buen trechillo, que se va haciendo cada vez más fácil, hasta encontrar una zona cómoda donde montar reunión. Toda esta parte tiene una dificultad media de IV, si bien hay algún que otro pasito que bien podría considerarse IV+.

Fran iniciando el largo con el bonito último tramo de diedro

En cuanto Fran supera el tercer tramo de diedro y se mete en travesía a la izquierda le pierdo de vista. Mientras Fran va subiendo, yo sigo en la reunión 4, que es una increíble terraza-mirador, así que aprovecho para tomarme unos momentos de relax, contemplar el paisaje y sacar alguna que otra foto. Además, mirando hacia abajo se da uno cuenta de lo vertical que es esta vía.



Finalmente Fran monta la reunión y me toca subir. Las otras cordadas ya han quedado atrás. Como digo, el tercer tramo de diedro resulta tremendamente disfrutón. Pero no solo eso sino que la continuación más o menos en travesía (travesía combinada con algunos tramos ascendentes) también me resulta de lo más disfrutona. Cuando ya hay que tirar directos para arriba tengo a Fran a la vista. Empiezo a subir y en unos metros la dificultad empieza a decrecer, como un grato recibimiento de la reunión.

Fran a la vista
¡Ya voy!

La mayoría de la gente habla del largo 4 (el gran diedro) o el largo 3 (la bavaresa) como los mejores, pero para mi gusto este largo 5 no desmerece nada con respecto a los otros, dejando muy buen sabor de boca. La realidad es que casi toda la vía, desde el inicio de la placa del largo 2 hasta después de la pseudotravesía del largo 5, es una delicia y se entiende la fama que tiene esta vía.
 

Largo 6 (IV): Fácil hasta el fin de la vía

Me toca (ya vale de escaquearme, lo que lamentablemente me ha servido para perderme el bonito largo anterior). Es un largo ya corto y fácil, de grado IV, que llega sin ninguna complicación hasta la enorme terraza-explanada donde si hemos subido un balón podremos echar un uno contra uno.

En un abrir y cerrar de ojos estoy arriba. Con tanto sitio cuesta decidirse dónde montar reunión. En otro abrir y cerrar de ojos está también Fran arriba.

Estoy atacando el corto último largo
Fran asomando ya en la enorme terraza
¡Javi! ¡Déjate ya de tanta foto y recoge cuerda, tío!


Retorno


A diferencia de Fran, yo todavía no cambio los pies de gatos por las zapatillas, para ir más seguro en las trepadas finales, fáciles pero delicadas, y ya que los llevo puestos y vamos a seguir por roca no me cuesta nada quitármelos dentro de 10 minutos en lugar de ahora. Recogemos las cuerdas y acometemos estas trepadas finales, que con tendencia a derechas nos van llevando hasta la cumbre de esta prominencia del Torozo la cual, queramos o no, tenemos que visitar para iniciar el descenso.

Fotitos al canto, algo de picoteo y tras, ahora sí, ponerme las zapatillas, emprendemos la bajada. La bajada consiste inicialmente en un destrepe aproximadamente por el lado opuesto de por donde hemos llegado, y que no se ve hasta que te asomas bastante a él. Abajo se ve la canal por la que tendremos que descender, pero antes tenemos que hacer este destrepe, con tendencia a derechas para alcanzar esa canal justamente en su punto más alto.

Foto cimera

Una vez alcanzada la canal se baja por ella, lo cual se acaba haciendo un pelín pesado, hasta alcanzar los caminos que van por el pie de las vías de la Albujea y a través de éstos rápidamente se alcanza el camino de aproximación por el que hemos venido esta mañana.

Llegamos al coche y dedicamos un buen rato a reorganizar las mochilas y el material.

Estamos en plena hora de comida, así que nos tomamos unas buenas jarras de cerveza en el bar-restaurante del puerto mientras decidimos si comemos en el propio restaurante. Es realmente tentador, pero finalmente pensamos que nos sobra mucha comida en las mochilas, así que bajamos unos metros a la fuente y comemos tranquilamente por nuestra cuenta allí en el mirador, tras lo cual solo nos resta el viaje de regreso a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario